Connect with us

Hi, what are you looking for?

National

Los ahogamientos de migrantes avivan tensiones transfronterizas

Soldados de la Guardia Nacional de EE.UU. en una rampa para embarcaciones a orillas del Río Grande en Eagle Pass, Texas, 17 de enero de 2024. El ahogamiento mortal de tres inmigrantes mexicanos en el Río Grande ha agravado la disputa jurisdiccional entre los gobiernos de EE.UU. y del estado de Texas sobre la respuesta a la oleada de inmigrantes y solicitantes de asilo que cruzan irregularmente la frontera entre EE.UU. y México. (Foto de OSV News/Go Nakamura, Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO (OSV News) — El mortal ahogamiento de tres inmigrantes mexicanos en el Río Grande ha profundizado una disputa jurisdiccional entre el gobierno federal de EE.UU. y el gobierno del estado de Texas sobre la respuesta a la ola de migrantes y solicitantes de asilo que cruzan irregularmente la frontera entre Estados Unidos y México.

Pero un hermano dominico que trabaja en el lado mexicano de la frontera dice que los ahogamientos en el Río Grande se han vuelto inquietantemente rutinarios cuando los migrantes cruzan un río que puede parecer engañosamente tranquilo y estrecho.

“Ya se han muerto unas seis o siete personas (este año) en el Río Grande”, dijo a OSV News el hermano dominico Obed Cuellar, director de la Casa del Migrante “Frontera Digna” de Piedras Negras. “Ahorita el agua está muy fría, entonces la mayoría de las personas al entrar al agua y estar varios minutos pues sufren de hipotermia”.

Virterma de la Sancha Cerros, de 33 años, y sus dos hijos, Yorlei Rubi, de 10; y Jonathan Agustín Briones, de 8 años, se ahogaron en el Río Grande mientras intentaban cruzar durante una ola de frío el 12 de enero entre Piedras Negras y Eagle Pass, Texas. Sus cuerpos fueron recuperados por funcionarios mexicanos, según la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha amenazado con tomar acciones legales contra Texas para permitir el acceso de los agentes de la patrulla fronteriza a un parque municipal a lo largo del Río Grande, que fue confiscado por funcionarios de Texas en un intento por parte del estado para obstaculizar los cruces de migrantes e impedir el corte y remoción de alambre de púas y barreras a lo largo de la orilla del río.

Un congresista local, el representante Henry Cuellar, demócrata por Texas, alegó el 13 de enero que las fuerzas de seguridad de Texas no respondieron a los agentes de la Patrulla Fronteriza estadounidense que transmitieron información sobre seis migrantes que se encontraban en peligro. “Esto es una tragedia y la responsabilidad es del estado”, afirmó Cuellar.

Los funcionarios de Texas calificaron esa afirmación como falsa. Posteriormente, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó un escrito ante la Corte Suprema (para un caso que involucraba a agentes federales cortando alambre de púas tendido por Texas a lo largo de la orilla del río) diciendo que la solicitud de asistencia de los funcionarios de Texas se produjo después de que los tres inmigrantes se ahogaron y México les alertó sobre dos migrantes en peligro en el lado estadounidense del río.

México ha respaldado la acción legal del gobierno estadounidense contra Texas, mientras que el Departamento de Justicia ha dicho que la aplicación de los asuntos migratorios por parte de Texas amenaza las relaciones entre Estados Unidos y México.

Los ahogamientos y las discrepancias sobre la responsabilidad de su rescate subrayan las disputas políticas sobre la respuesta a la crisis migratoria en la frontera suroeste de Estados Unidos.

Esta tragedia se produce cuando la administración del presidente Joe Biden y los legisladores republicanos negocian una mayor respuesta fronteriza, que podría limitar gravemente el asilo. Mientras tanto, Texas aprobó una legislación (con la oposición de los obispos católicos del estado) que permite a la policía detener a inmigrantes bajo cargos de entrada ilegal a nivel estatal. El gobierno de Estados Unidos, respaldado por el gobierno mexicano, ha impugnado legalmente las medidas migratorias de Texas.

Las iniciativas de Estados Unidos y Texas han inquietado a los católicos que trabajan con inmigrantes en el lado mexicano de la frontera.

El hermano Cuellar dijo que los migrantes a menudo ignoran las advertencias sobre el Río Grande, como la información de los funcionarios fronterizos sobre las condiciones del río. Pero, dice, “nadie hace caso. Ellos dicen ‘nosotros vamos y nos vamos’”.

” Yo siento que es una tragedia y al mismo tiempo es una culpa del estado de Texas”, dijo sobre los ahogamientos, culpando a las leyes “antimigratorias” y sus medidas anteriores como la instalación de boyas entre Piedras Negras y Eagle Pass. “Han hecho que mucha gente busque más en dónde está más profundo el río, o en donde es más difícil de cruzar”.

“No funciona; puede ser que funcione mediáticamente”, dijo el padre Francisco Gallardo, director de ministerios de migrantes en la Diócesis de Matamoros, que se encuentra al otro lado de Brownsville, Texas, sobre las medidas de Texas contra la migración.

“Todas estas realidades que pone Estados Unidos no frenan la migración”, dijo a OSV News. “El migrante de todas formas va a ingresar de una manera u otra manera, va a buscar mil maneras para ingresar y lo logra, cruza para Estados Unidos”.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos informó más de 10.000 encuentros con migrantes en algunos días de diciembre. Los encuentros fueron especialmente numerosos en Arizona y Eagle Pass.

La incertidumbre sobre la política migratoria de Estados Unidos, las posibles restricciones a la solicitud de asilo y los rumores sobre la suspensión de la aplicación CBP One (que fueron negados por funcionarios estadounidenses) también estimularon los cruces.

“Estos temores sobre no tener acceso a protección están impulsando al menos el momento de las decisiones de las personas”, dijo Joanna Williams, directora ejecutiva de la Iniciativa Kino para la Frontera, un proyecto católico binacional que atiende a migrantes en Nogales, Arizona, y el estado mexicano de Sonora dijo a OSV News.

Williams señaló una caída en el número de migrantes que pasan a través del Tapón del Darién, la espesa selva que separa a Colombia y Panamá, junto con un gran número de personas que llegan a la frontera durante el período navideño –cuando los migrantes suelen quedarse en el país — son indicios de un pico migratorio.

El pico “podría deberse a que las personas que se encuentran en situaciones de inestabilidad y violencia creen que esta es su última oportunidad de buscar seguridad antes de que cambien las políticas”, dijo. “Existe una cierta actitud de que ‘este es el momento'”.

David Agren escribe para OSV News desde la Ciudad de México.

Editor’s Note: Third paragraph was updated to correct the name of the shelter in Spanish.

You May Also Like

National

By Karla Fierro DETROIT (OSV News) — Nicole Duque, 23, has always desired to become a mother. She was born and raised in the...

National

By Linda Reeves MIAMI (OSV News) — Divine intervention may be the only explanation for how two college teammates graduated, ventured off on different...

National

ROLLING FORK, Miss. (OSV News) — No less than 23 people have been killed after at least one powerful tornado tore through rural Mississippi...

National

BETHESDA, Md. (OSV News) — Archbishop Timothy P. Broglio of the U.S. Archdiocese for Military Services has called a decision by a U.S. military...