Connect with us

Hi, what are you looking for?

Spanish

La Iglesia y el mundo deben ‘respetar, defender y estimar’ a las mujeres, dice el Papa

El Papa Francisco reza durante la Misa por la festividad de María, Madre de Dios, y la Jornada Mundial de la Paz en la Basílica de San Pedro del Vaticano el 1 de enero de 2024. (Foto de CNS/Lola Gomez)

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — El mundo y la Iglesia Católica deben respetar y defender a las mujeres y fomentar un cuidado maternal hacia los demás para poner fin a los ciclos deshumanizadores de violencia, dijo el Papa Francisco.

“La Iglesia necesita de María para redescubrir su propio rostro femenino, para asemejarse más a ella que, como mujer, Virgen y Madre, representa su modelo y su figura perfecta, para ser generativa a través de una pastoral hecha de cuidado y solicitud”, dijo el Papa durante la Misa en la Basílica de San Pedro con motivo de la fiesta de María, Madre de Dios, y el Día Mundial de la Paz el 1 de enero.

También el mundo, dijo, “necesita mirar a las madres y a las mujeres para encontrar la paz, para salir de la espiral de violencia y odio, y volver a ver las cosas con ojos y corazones auténticamente humanos”.

En su homilía, el Papa Francisco llamó a todas las sociedades a “acoger el don que es la mujer, de cada mujer” y a “respetarla, cuidarla, valorarla, sabiendo que quien lastima a una mujer profana a Dios, nacido de mujer”.

La Misa marcó la 57ª Jornada Mundial de la Paz celebrada por la Iglesia. El mensaje del Papa para la jornada mundial, publicado en diciembre, estaba dedicado a la inteligencia artificial y la paz.

Después de rezar el Ángelus en la Plaza de San Pedro tras la Misa, el Papa dijo que seguía “con profunda preocupación” la situación en Nicaragua, donde “obispos y sacerdotes han sido privados de su libertad”. Un obispo y 12 sacerdotes han sido detenidos por las autoridades nicaragüenses desde mediados de diciembre; el obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, fue condenado en febrero a 26 años de prisión. Decenas de otros sacerdotes han sido exiliados y miembros de órdenes religiosas expulsados del país.

Unas 7.000 personas asistieron a la celebración en la basílica el día de Año Nuevo, según informó el Vaticano. El cardenal Pietro Parolin, secretario de estado vaticano, fue el celebrante principal en el altar, acompañado por el cardenal Michael Czerny, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, y el arzobispo Paul Gallagher, ministro de asuntos exteriores del Vaticano.

Cerca del altar mayor se colocó un ícono de la “Madonna Lactans”, una imagen bizantina de María amamantando al niño Jesús. En su homilía, el Papa pidió a la gente que mirara el “tierno” ícono de la madre que “nos cuida y está cerca de nosotros”.

Entre los que presentaron los regalos del ofertorio al Papa Francisco había jóvenes vestidos como los tres reyes que visitaron a Jesús. En Alemania, Austria y otras regiones de Europa, los niños conocidos como “sternsingers”, o cantantes estrella, cantan villancicos y recogen donativos entre Navidad y la fiesta de la Epifanía. A los tres que presentaron los regalos del ofertorio se unieron otros vestidos como los Reyes Magos sentados en la primera fila de la basílica.

Ante el altar se colocó una estatuilla del Niño Jesús que mantuvo el ambiente navideño de la celebración. Se cantaron varios himnos navideños, incluida la versión alemana de “Noche de Paz”.

En su homilía, el Papa Francisco recordó cómo, al igual que María sabía que el vino se había acabado en las bodas de Caná y pidió a Jesús que interviniera, Ella “conoce nuestras necesidades” y “apresura también para nosotros el desbordamiento de la gracia y lleva nuestras vidas hacia la plenitud”.

“Hermanos y hermanas, todos nosotros tenemos nuestras carencias, soledades, vacíos que necesitan ser colmados”, dijo. “¿Quién puede colmarlos sino María, Madre de la plenitud?”.

“Cuando estamos tentados de encerrarnos en nosotros mismos, acudimos a ella; cuando no logramos desenredarnos de los nudos de la vida, buscamos refugio en ella”, dijo el Papa.

Añadió que los tiempos actuales, “privados de paz, necesitan de una Madre que vuelva a reunir a la familia humana”. El Papa animó a la gente a mirar a María “para convertirse en artesanos de la unidad” y hacerlo “con su creatividad de Madre, que cuida de sus hijos”.

El Papa Francisco señaló que, puesto que Dios eligió a María para “dar un giro a la historia” trayendo a Jesús al mundo, “es hermoso entonces que el año comience invocándola”, y que los fieles de Dios la aclamen como la “Santa Madre de Dios”.

Con ese espíritu, el Papa terminó su homilía pidiendo a los 24 cardenales, a los más de 200 sacerdotes concelebrantes y a los miles de fieles presentes en la basílica que proclamaran, “Juntos: ¡Santa Madre de Dios! ¡Santa Madre de Dios! ¡Santa Madre de Dios!”.

Con vistas a la Plaza de San Pedro después de la Misa, el Papa Francisco pidió a la gente en el comienzo del nuevo año a notar los gestos a menudo pasados por alto de amor de María, y todas las madres, “para aprender ese amor que se cultiva sobre todo en el silencio”.

El amor de una madre, dijo el Papa, “sabe dar espacio a los demás, respetando su dignidad, dejándolos libres para expresarse y rechazando toda forma de posesión, opresión y violencia”.

You May Also Like

National

By Karla Fierro DETROIT (OSV News) — Nicole Duque, 23, has always desired to become a mother. She was born and raised in the...

National

By Linda Reeves MIAMI (OSV News) — Divine intervention may be the only explanation for how two college teammates graduated, ventured off on different...

National

ROLLING FORK, Miss. (OSV News) — No less than 23 people have been killed after at least one powerful tornado tore through rural Mississippi...

National

BETHESDA, Md. (OSV News) — Archbishop Timothy P. Broglio of the U.S. Archdiocese for Military Services has called a decision by a U.S. military...