Connect with us

Hi, what are you looking for?

Spanish

Inspirada por la Eucaristía, peregrina de Texas pedalea junto al grupo de peregrinos de la Ruta de Juan Diego

Patricia Galindo de Brownsville, Texas, afuera de la Iglesia del Sagrado Corazón en Galveston el 2 de junio de 2024, después de una procesión eucarística. (Foto de OSV News/James Ramos, Texas Catholic Herald)

GALVESTON, Texas (OSV News) — El letrero escrito a mano de Patricia Galindo se elevaba sobre ella, a menudo ondeando cuando una brisa del Golfo de México soplaba a través de la isla de Galveston.

Con tinta negra, Galindo escribió un mensaje bilingüe en inglés y español en una cartulina blanca que decía: “Eucaristía: el origen de mi fortaleza”.

Y al llegar finalmente a la isla de Galveston el 2 de junio, fiesta del Corpus Christi, Galindo finalmente llegó a la recta final de su viaje en triciclo, uno que la llevó por el sendero de la Ruta de la Peregrinación Eucarística Nacional de San Juan Diego.

Su visita a la Basílica de Santa María y a la Iglesia del Sagrado Corazón en Galveston marcó el comienzo del fin de su peregrinación en triciclo. Ella había comenzado a pedalear junto a las procesiones eucarísticas en su ciudad natal de Brownsville, Texas, y siguió al grupo de peregrinación mientras avanzaba lentamente por la costa del Golfo de Texas.

Junto con una amiga, los dos se comprometieron a acompañar al grupo de la Peregrinación Eucarística Nacional desde Brownsville hasta Beaumont, Texas, y asegurarse de que el grupo llegara a Louisiana.

Montada en su triciclo, pedaleando tanto como podía físicamente, viendo a menudo a los “peregrinos perpetuos” en Misa, vigilias de oración y otros eventos mientras la ruta continuaba a través de las diócesis de Corpus Christi y Victoria, para finalmente llegar al área de Houston. Pedaleaba junto a las procesiones eucarísticas que recorrían varios pueblos y ciudades de Texas, pasando de parroquia en parroquia.

Inspirada por el llamado del obispo de Brownsville, Daniel E. Flores, a seguir a Jesús en la peregrinación, vio su triciclo como un medio para unirse al viaje y pedalear al lado de Jesús debido a sus dificultades para caminar.

Como cualquier peregrinación, el camino de Galindo no ha sido fácil. Las calles mismas a menudo no estaban bien pavimentadas y eran irregulares. Su triciclo azul es pesado y requiere ayuda (varias veces Charlie McCullough, uno de los jóvenes peregrinos perpetuos, la ayudaba) para subirlo a su SUV de apoyo durante los largos tramos que Galindo no podía recorrer pedaleando. En el camino, se cayó algunas veces de su triciclo cuando perdió el equilibrio, lo que rápidamente provocó un raspón.

Riéndose, Galindo dijo que si hubiera recorrido todo el camino en triciclo como los ciclistas profesionales hacen el Tour de Francia, “todavía estaríamos en Texas” cuando la peregrinación llegue a Indianápolis el 16 de julio para el Congreso Eucarístico Nacional, que se celebrará celebrada del 17 al 21 de julio.

En Brownsville, como todos los demás peregrinos, ella se enfrentó a un calor intenso, con temperaturas que superaban los 100 grados, un problema que obligó a los organizadores a cancelar una procesión.

Pero a lo largo del camino, sus encuentros con Jesús Sacramentado le resultaron tan estimulantes como sus interacciones con peregrinos de todo el mundo, algunos de lugares tan lejanos como Canadá y Nueva York.

“He estado hablando con mucha gente”, dijo Galindo al Texas Catholic Herald, periódico de la Arquidiócesis de Galveston-Houston. “Veo que son como yo. Simplemente vas. Es algo que está dentro de ti. Estás feliz. Estás en paz contigo misma. Estás llena del Señor y de la Eucaristía”.

“Algo dentro de nosotros nos dijo que nos fuéramos”, dijo. “Y dicen que son nuestras almas, porque nos tenemos a nosotros y tenemos nuestras almas. Nuestras almas son para siempre. Y nuestras almas están con el Señor. Y cuando estamos en esa adoración, estamos recibiendo al Señor. Estamos siendo iluminados con la luz del Señor, con la luz del Señor”.

Cada vez que conocía a un extraño, católico o no, ella le decía que estaba en sus oraciones.

“Ya sea frente a la Eucaristía en nuestra parroquia local o a lo largo de este viaje a través de Texas, estamos orando por todas las familias, los hogares, todos los que pasan por nuestro lado”, dijo Galindo. “También estamos orando por todos los que no pueden unirse a la peregrinación, por una razón u otra. Están con nosotros en espíritu. El Señor nos está llamando a cada uno de nosotros, sólo tenemos que escuchar”.

Al llegar a la Diócesis de Beaumont el 3 de junio, Galindo y su amiga completaron su peregrinación con el Señor de 15 días y más de 600 millas. Incluso cuando se acercaba a la meta, Galindo ya estaba mirando más allá del congreso de julio al que asistirá y estaba planeando su próximo viaje a Europa para el Jubileo de 2025.

James Ramos es editor de contenido del Texas Catholic Herald, periódico de la Arquidiócesis de Galveston-Houston.

You May Also Like

National

DETROIT (OSV News) — Nicole Duque, 23, has always desired to become a mother. She was born and raised in the United States, with...

National

ROLLING FORK, Miss. (OSV News) — No less than 23 people have been killed after at least one powerful tornado tore through rural Mississippi...

National

MIAMI (OSV News) — Divine intervention may be the only explanation for how two college teammates graduated, ventured off on different career paths miles...

National

BETHESDA, Md. (OSV News) — Archbishop Timothy P. Broglio of the U.S. Archdiocese for Military Services has called a decision by a U.S. military...