Connect with us

Hi, what are you looking for?

Spanish

El Papa Francisco inicia nuevo ciclo de catequesis sobre la relación entre el Espíritu Santo y la Iglesia

El Papa Francisco habla a los peregrinos en la Plaza de San Pedro durante su audiencia general en el Vaticano el 29 de mayo de 2024. (Foto de CNS/Lola Gomez)

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — Los problemas sociales y políticos que asolan a la sociedad moderna sólo pueden resolverse dejando que el Espíritu Santo sane la confusión interior de la humanidad, dijo el Papa Francisco.

“Podemos decir que a nuestro alrededor existe un caos externo, un caos social, un caos político: pensemos en las guerras, pensemos en los muchos niños que no tienen nada que comer, en las muchas injusticias sociales: este es el caos exterior”, dijo en su audiencia general en la Plaza de San Pedro el 29 de mayo.

“Pero”, dijo, “también existe un caos interno, dentro de cada uno de nosotros. ¡El primero no puede curarse si no empezamos a curar el segundo!”.

Comenzando un nuevo ciclo de catequesis, “El Espíritu y la Esposa”, sobre la relación entre el Espíritu Santo y la Iglesia, la esposa de Cristo en la teología cristiana, el Papa Francisco pidió a los cristianos que “hagamos un buen trabajo para que nuestra confusión interior se transforme en una claridad del Espíritu Santo”.

“Es el poder de Dios el que lo hace”, dijo. “Nosotros le abrimos nuestros corazones para que Él pueda hacerlo”.

El Papa Francisco dijo que incluso en las primeras líneas de la Biblia, el relato del Libro del Génesis de Dios creando el cielo y la tierra, “el Espíritu de Dios se nos aparece como el poder misterioso que hace que el mundo pase de su estado inicial informe, desierto y sombrío a su estado ordenado y armonioso”.

“El Espíritu crea la armonía, la armonía en la vida y la armonía en el mundo”, dijo, añadiendo que el Espíritu Santo es el que mueve la creación del “caos al cosmos, es decir, de la confusión a algo bello y ordenado”.

Y el Nuevo Testamento relata cómo el Espíritu está presente en momentos clave de la nueva creación, dijo el Papa Francisco, como cuando la paloma desciende sobre el Jordán durante el bautismo de Jesús o cuando Jesús sopla sobre los discípulos y les ordena “reciban el Espíritu Santo” del mismo modo que Dios sopló vida en Adán.

Pero fue San Pablo quien “introduce un nuevo elemento en esta relación entre el Espíritu y la creación” al identificar la causa del sufrimiento presente en la creación como “la corrupción y el pecado de la humanidad que ha arrastrado (a la creación) en su alejamiento de Dios”.

“Esto sigue siendo tan cierto hoy como entonces”, afirmó. “Vemos los estragos que la humanidad ha causado y sigue causando en la creación”, especialmente por parte de aquellos que tienen una “mayor capacidad para explotar los recursos naturales”.

El Papa Francisco ensalzó el modelo de San Francisco de Asís, que “nos muestra una salida, hermosa, para volver a la armonía del Espíritu: el camino de la contemplación y la alabanza”.

La vocación de la humanidad en el mundo, dijo el Papa, “consiste en anteponer la alegría de contemplar a la alegría de poseer”, señalando que “nadie se ha alegrado más de las criaturas que Francisco de Asís, que no quería poseer ninguna de ellas”.

Después de su discurso, el Papa Francisco habló sobre la primera celebración de la Iglesia de la Jornada Mundial del Niño, organizada en Roma el 25 y 26 de mayo, y sobre el encuentro con niños ucranianos heridos en la guerra.

“La guerra es siempre crueldad; estos niños deben empezar a caminar (con piernas artificiales), a moverse con brazos artificiales; han perdido la sonrisa”, dijo. “Es horrible, muy triste, cuando un niño pierde su sonrisa, recemos por los niños ucranianos”.

El Papa también pidió oraciones por Palestina, Israel y Myanmar y otros países en guerra.

El Papa Francisco también señaló que el 29 de mayo es la fiesta de San Pablo VI, “pastor del amor a Jesús y a la Iglesia y a la humanidad”, y animó a la gente a leer “Evangelii Nuntiandi”, la exhortación apostólica de San Pablo VI sobre la evangelización en el mundo moderno que, dijo, “sigue siendo actual”.

Escrito tras el Sínodo de Obispos de 1974 sobre la evangelización, el documento profundiza en el papel de todos los cristianos, y no sólo de los miembros del clero, a la hora de compartir el Evangelio.

You May Also Like

National

By Karla Fierro DETROIT (OSV News) — Nicole Duque, 23, has always desired to become a mother. She was born and raised in the...

National

By Linda Reeves MIAMI (OSV News) — Divine intervention may be the only explanation for how two college teammates graduated, ventured off on different...

National

ROLLING FORK, Miss. (OSV News) — No less than 23 people have been killed after at least one powerful tornado tore through rural Mississippi...

National

BETHESDA, Md. (OSV News) — Archbishop Timothy P. Broglio of the U.S. Archdiocese for Military Services has called a decision by a U.S. military...